COVER STORY




The Dream Of Sor Juana / Poem


El Sosegado Silencio
de los Libros
Sor Juana Inés de la Cruz

Claudia S. Meléndez

Trescientos años después de su fallecimiento, Sor Juana Inés de la Cruz, considerada una de las poetisas más brillantes de la historia de las Américas, sigue fascinando a sus lectores e intrigando a los estudiosos.

SOR JUANA A pesar de la controversia que circula alrededor de sus orígenes, sus biógrafos han establecido la fecha de nacimiento de Juana de Asbaje y Ramírez de Santillana el 12 de noviembre de 1651 en San Miguel de Nepantla, hoy el Estado de México. Se crió al lado de su abuelo paterno, quien poseía una enorme biblioteca, con cientos de libros en los cuales aprendió a leer a la edad de tres años. Fue llevada a la ciudad de México a residir y en poco tiempo adquirió el respeto y el cariño de la corte.

Su insaciable curiosidad científica la convirtió en autodidacta en todas las artes y las ciencias. Tal fue su amor por la sabiduría que renunció a la vida laica para "que nada embarazase el sosegado silencio de mis libros" según sus propias palabras en Respuesta a Sor Filotea de la Cruz. Así, tras de tan sólo tres meses en el convento de San Jerónimo, profesó Sor Juana Inés de la Cruz en la orden de las Carmelitas Descalzas.

Sor Juana vivió en el convento durante 27 años. Durante su prolífica estancia, la musa escribió poemas, villancicos, autos sacramentales, obras de teatro, además de desarrollar un método musical que tituló "El Caracol". Su pasión por los libros la llevó a adquirir una biblioteca de 4 mil volúmenes, además de cientos de instrumentos matemáticos y musicales.

Es el México de 1691, plagado de hambre, epidemias y tumultos, que sirve como marco para el retiro de las letras de Sor Juana. El Obispo de Puebla, Fernández de Santa Cruz le dirige una carta titulada Carta de Sor Filotea, en donde cuestiona las intenciones sagradas de la religiosa y la incita a dedicarse más a su vocación como monja. Sor Juana, en su famosa Respuesta a Sor Filotea de la Cruz, renuncia a su amor por las letras y poco después a su biblioteca y a sus instrumentos. Al tratar de confortar a sus hermanas religiosas enfermas de peste, Sor Juana contrae la enfermedad y muere el 17 de abril de 1695.

Trescientos años después de su muerte, la obra de esta extraordinaria mujer sigue viva y contemporánea. Sus escritos, reflejo de una preocupación precoz y una inteligencia impresionante, siguen expresando la búsqueda femenina por la igualdad y la justicia de su género.


LA Cucaracha | Andares | Voces | Papalote | Subscription

Copyright (c) 1995 by Electric Mercado and El Andar Publications. All rights reserved.